24 de junio de 2013

El parto y sus sensaciones.

Toda mujer tiene miedo al parto. La mayoría son dolorosos, pero hay otros que apenas duelen y se está tranquila. También hay partos que salen bien, y otros que salen mal y el bebé puede morir, acabar con un problema, tener que permanecer ingresado, o tú puedes perder mucha sangre y hasta morir, pero eso ya son casos muy pequeños. El día que me dijeron que estaba de parto tuve bastante miedo, no por los dolores, sino porque a Claudia le ocurriese algo al ser prematura.

10 de junio de 2013

7 meses: Familia de luchadores.

Claudia dentro de tres días hace siete meses, y la verdad es que este mes ha sido catastrófico. El día que cumplió los seis meses fuimos al médico no sólo para su revisión, sino para que le mirasen un bulto a mi madre. Llevaba años con un bulto bajo la rodilla, pero últimamente cuando andaba se le ponía enorme. Primero creíamos que se le habría salido el líquido de la rodilla, o que sería una acumulación de grasa, pero no se movía. El médico dijo que era un tumor. Un tumor benigno, un lipoma. Era muy profundo y requería cirugía. Cuando tocaba entrar con Claudia esa revisión fue peor de lo que me esperaba. Para empezar nos dijeron que estaba cogiendo poco peso, pero ahí no acabó todo. A todos los bebés en cada revisión la enfermera le vacuna y su pediatra le mira su desarrollo. Pues a Claudia nunca se lo hicieron, y claro, en la de los seis encontraron de todo. La pediatra se dio cuenta que giraba mucho el cuello para un lado y del otro menos (estaba llorando, era normal), y nos dijo que tenía que verla el oftalmólogo por prevenir. Pero aún hay más. Cuando la pediatra le movió la cadera empezó a llorar muchísimo, cosa que me asustó. Empezó a hacerla más movimientos y me dijo que iban a tener que hacerla una radiografía. La cadera de Claudia hacía “clac” y le dolía cuando se la forzaban. A todos los bebés les hacen al nacer radiografías de cadera, pero a ella no se la hicieron. Otro fallo médico más. No tenía ni idea de que Claudia pudiese tener un problema en las caderas, ya que como he dicho mil veces, se pasa el día dando patadas. Al final por las vacunas las primeras noches las pasó bastante mal, pero la metía en mi cama y ahí por lo menos con mis mimos se quedaba tranquilita. 

3 de junio de 2013

¿Qué es ser madre adolescente?

-Una vez que tienes un hijo tienes que pensar en él y no en ti. Un hijo tiene muchos gastos antes y después de nacer y a lo largo de toda su vida. 
-Los primeros meses estás noches sin dormir hasta que el bebé se acostumbra a dormir de noche.
-Un hijo te da muchísimos disgustos. Si yo cuando mi hija no tenía ni un mes he tenido que pasar por todo esto, imaginaros cuando tenga mi edad, empiece a salir con amigos, a tener pareja...
-Hay momentos en los que no puedes más. Tener un hijo es algo precioso y lo mejor que puede pasarte, no puede compararse con nada. Pero recuerda que tienes que estar preparada física y psicológicamente para tener un bebé. Habrá momentos en los que empiece a llorar y te veas incapaz de calmarle. Es algo muy complicado y requiere mucha paciencia y esfuerzo. 
-Necesitas compaginar tus estudios o tu trabajo con tu bebé. Si tienes una familia que te ayude o una pareja se hace menos difícil. Si estás estudiando y estás embarazada tarde o temprano tendrás que dejarlo aunque sea por unos meses. Piensa que la tripa es muy incómoda para el peso de la mochila o para el asiento en el pupitre.