16 de mayo de 2014

Amigos... O no.

Si algo he aprendido desde que soy madre, es que si alguien te quiere también se quedará a tu lado en los malos momentos.

Hoy os voy a hablar de la amistad, algo tan grande y a la vez tan frágil.
De pequeña yo era una niña que fuese donde fuese hacía amistades con cualquier persona. Me acercaba a alguien y le decía: “Hola, me llamo Lydia, ¿quieres ser mi amigo?”. Según iba creciendo era cada vez más vergonzosa y me costaba muchísimo hacer amigos, pero una vez que los tenía tarde o temprano ocurría algo que hacía que acabásemos separándonos. Supongo que el haberme llevado tantas decepciones a lo largo de mi vida ha hecho que sea una persona tan desconfiada. Me cuesta muchísimo dar mi confianza a alguien, porque normalmente una vez que se la doy, la acaban destrozando.

4 de mayo de 2014

Feliz día de la madre.

Cuando te das cuenta de que vas a ser madre te surgen multitud de preguntas, como si sabrás hacerlo bien, si serás capaz de hacer frente a todo, o incluso si serás capaz de cambiar un simple pañal. Después de más de un año siendo madre aún no encuentro palabras exactas para explicar lo que es, lo que llegas a sentir, y la cantidad de sentimientos y experiencias que vives a diario. Y es que esto de ser madre no viene con ningún manual de instrucciones, esto tienes que aprenderlo por tu propia cuenta y por tus propias experiencias. Hoy es el día de la madre, pero... Realmente, ¿qué es ser madre?

Ser madre no es sólo aguantar las nauseas de los primeros meses de embarazo, también es hacer esa cita a ciegas cada vez que vas a verle cuando te hacen una ecografía o escuchas su corazón. Ser madre no es sólo lucir tripa de embarazo en tus últimos meses, también es aguantar esos dolores antes, durante y después del parto. Ser madre no es sólo sentirte cada día más gordita y ver que tu ombligo parece un botón, también lo es el notar las primeras pataditas de tu bebé indicando que todo está bien. No sólo es recibir la enhorabuena y comentarios animándote, también es ser capaz de hacer frente a los comentarios negativos que puedan decirte tengas la edad que tengas, y saber afrontar los malos momentos que puedan llegar.