31 de diciembre de 2014

¡Adiós!

Gracias a todos por acompañarme durante estos años en esta bonita aventura, gracias por leerme día tras día, por apoyarme, por aconsejarme, por hacerme sentir tan bien, por sonreír con cada experiencia de mi hija, por alegrarnos a las dos, pero esto se acaba aquí. 

Mi vida estos últimos meses ha sido muy ajetreada y no tengo tiempo para volver por aquí y escribir. Ni tiempo, ni ganas. Hemos pasado el segundo cumpleaños de mi hija muy felices, ¡rodeados de adornos y regalos de PeppaPig! He empezado 2º de bachillerato con mucha fuerza y, aunque mis notas no son tan altas como las del curso pasado, sigo aprobando y manteniéndome en mi línea. Con mis amigos y amigas me va genial. Mi hija se cayó de la silla y se rompió un diente, pero está bien, se le caerá dentro de unos años con el resto de dientes y le saldrá uno perfecto. Nos tocaron más de 200€ en la lotería de Navidad. Me he vuelto a tatuar, esta vez 4 golondrinas en el omoplato derecho por mis abuelos. Mis Navidades están yendo genial al lado de mi hija, mi familia y mi novio. Papá Noel nos ha regalado muchas cositas y los Reyes Magos tienen muchas cosas preparadas para mi hija. Actualmente puedo decir que soy feliz, muy feliz. Me va bien en los estudios, en la salud, en las amistades, en la familia y en el amor. ¡No podría irme mejor! Pero no puedo seguir por aquí. No quiero convertir esta red social en mi trabajo, quiero escribir porque de verdad tenga ganas y, actualmente, no las tengo. Tenía aún muchas ideas y temas de los que escribir, pero ya no tengo esa ilusión que tenía antes en el blog. Siento que tengo otras cosas mucho más importantes que hacer, ¡y es que tampoco tengo tiempo para escribir! No sé si volveré dentro de unos meses, años o quizás esto sea un adiós definitivo. Sea lo que sea, os recordaré con mucho cariño.

Podéis seguir en contacto conmigo a través de Ask (http://ask.fm/Fuckingpromises) e Instagram (http://instagram.com/lydia9613), donde subo fotos mías y de mi hija con mucha frecuencia.

Espero que estéis pasando unas felices navidades y empecéis el 2015 con mucha alegría al lado de la gente que de verdad os quiere. Gracias de nuevo por estar detrás de esa pantalla dándome tantísima fuerza. Jamás olvidaré esta etapa de mi vida compartida con vosotros.


Estoy segura de que a mi hija le encantará leer todo este espacio que le dediqué, con vuestros mensajes de apoyo incluidos.


Os quiere, Lydia.